Investigadores despliegan sus capacidades para hacer frente al coronavirus



Un dispositivo portátil y de bajo costo para medir la porosidad de materiales utilizados en la construcción de elementos de protección personal (EPP) como filtros, mascarillas, además de piezas impresas en 3D, es una de las acciones que desarrollan investigadores de nuestra Casa de Estudios en el marco de la red Fabtec Covid19, que reúne a más de 30 instituciones públicas y privadas que colaboran en el desarrollo de soluciones tecnológicas para la pandemia.

En la UTalca, Fabtec es coordinado por la profesora Karin Saavedra, quien destacó la activa participación de los académicos de nuestra Casa de Estudios en la red.

“Tanto en este como en otros proyectos que se encuentran en desarrollo hablan del fuerte compromiso y responsabilidad social de nuestros investigadores, porque no solo aportan a través del conocimiento, sino que también por medio de la fabricación de elementos como las pantallas protectoras, que son esenciales para el personal de salud, de las cuales a la fecha se han entregado más de doce mil por parte de la red”, explicó.

En cuanto a los implementos mencionados el primero de ellos, el dispositivo para medir porosidades ya cuenta con un prototipo desarrollado por los académicos Igor Ruiz-Tagle y Héctor Quinteros de la Facultad de Ingeniería, que buscan testear la calidad de las telas utilizadas para mascarillas, entre otros productos.

“La idea es tratar de tener un método experimental válido o empírico del tamaño de los poros de algunos materiales, para poder saber si es factible utilizarlos como una barrera de protección”, expresó Ruiz-Tagle.

Quinteros agregó que “esperamos que estos ensayos puedan ser certificables a largo plazo para evaluar los materiales, para ver la factibilidad de homologarlos a cierta normativa, lo que da un respaldo de seguridad”.

“El sistema es muy sencillo, se basa en el principio de capilaridad, usamos un gas a presión y lo hacemos pasar a través del material que estudiamos, midiendo la presión necesaria para que el gas llene los poros del material a medir. Mediante este tipo de ensayos podemos incluso determinar la distribución de tamaños de los poros””, explicó.

Pantallas

En tanto, ante el alto número de solicitudes que existe a nivel nacional de las Pantallas de Protección Facial (PPF) que elabora el consorcio Fabtec Covid19, un equipo multidisciplinario de la Universidad de Talca, Inacap y profesionales independientes trabajan en la creación de una logística que optimizar su distribución.

La iniciativa denominada “Sistema Logístico Web de Abastecimiento y Distribución de EPP” es liderada por el académico de la Facultad de Ingeniería de nuestra Corporación, César Astudillo, quien explicó que permitirá resolver las problemáticas que se generan cuando las escalas de producción son amplias y diversas, como ocurre con el proceso de fabricación de las máscaras.

Agregó que la herramienta informática permitirá administrar la información actualizada de los proveedores, y de las personas e instituciones a cargo de la fabricación, además de contar con una vía de comunicación adecuada para conocer los requerimientos de los hospitales y organizaciones que requieren de las Pantallas.

“Ayudará a organizar de mejor manera el trabajo interno de producción y distribución de las pantallas y de esta forma dar una respuesta coordinada a las solicitudes de los servicios de salud. Con esto entregamos una solución a la cadena de abastecimiento completa, desde la recepción de material prima hasta la distribución del producto terminado”, afirmó Astudillo.

Ozono

Por otra parte, un equipo de académicos encabezados por Diógenes Hernández, del Instituto de Química de los Recursos Naturales, desde hace más de cinco años se encuentra ejecutando proyectos que incorporan el ozono en distintas aplicaciones.

“Se ha determinado que el ozono produce una eficiencia de unas 3 mil veces más que el cloro, lo que hemos corroborado en estudios de laboratorio que realizamos en agua. Creemos que siendo un desinfectante tan importante que ha funcionado muy bien tanto en aguas de consumo humano como en regadío, puede ser una solución efectiva para utilizarla en contra el coronavirus”, manifestó Hernández.

En el contexto actual de la emergencia por Coronavirus el equipo está trabajando en potenciar su uso para enfrentar la pandemia para sanitizar espacios y es así como a través de Fabtec se están realizando gestiones con el SAMU de la Región del Maule, que se encuentran interesados en su uso para sus ambulancias.