Lanzan Programa de Formación para la Competitividad (PFC) adjudicado por IIBC



Para estas Becas de Capital Humano en “Tecnologías Emergentes Procesos Agroindustriales”, los interesados podrán inscribirse hasta el viernes 24 de agosto de 2018, para poder acceder a la capacitación que se extenderá por 4 meses.

Con la presencia del director del Instituto de Innovación basada en Ciencia, Dr. Ernesto Labra Lillo junto a las máximas autoridades regionales de la Seremi de Economía y Corfo se realizó el lanzamiento de las becas Capital Humano: “Tecnologías Emergentes de Procesos Agroindustriales e Innovación en la Industria de Alimentos Hortofrutícolas del Maule”.

Se trata de una iniciativa ejecutada por Codesser, con el apoyo del IIBC de la Universidad de Talca y el Centro de Estudios en Alimentos Procesados, CEAP, en el marco del “Programa de Formación para la Competitividad”. Iniciativa que nace de la necesidad de disminuir brechas asociadas a capital humano definidas por el Programa Estratégico Regional, PER, Agroindustria para el Desarrollo.

De acuerdo a lo expresado por Ernesto Labra Lillo, director del Instituto de Innovación basada en Ciencia de la Universidad de Talca, “toda la evidencia y la información que hay disponible a nivel nacional e internacional dice que la innovación es el único camino que puede hacer un cambio sustancial en nuestra actividad económica y para promover procesos de desarrollo más sustentables. Por ello es importante que las personas conozcan de la tecnología, aprendan a desarrollarla y a utilizarla para incorporarla dentro de su actividad productiva. La academia como Universidad de Talca, a través del Instituto de Innovación y el CEAP, tenemos la obligación de transmitir los conocimientos al sector privado en colaboración con el sector público y organismos como el PER”.

Ivan Damino, Seremi de Economía, destacó que la importancia de este proyecto radica en que “hemos notado que hay una brecha entre los productos que estamos haciendo y hay un gran potencial en los mercados más sofisticados de productos con valor agregado. Creemos que hay una tremenda oportunidad y para aprovecharla hay que mejorar nuestro capital humano, capacitarlo y ver qué tecnologías, qué procedimientos, qué procesos y qué productos nuevos se está demandando y este curso responde a ello”.

En la misma línea, Raphael Zúñiga, director de Corfo, dijo que con esta iniciativa “queremos incentivar el uso de las nuevas tecnologías en el sector de la agroindustria, generar capital humano, pues como gobierno no sólo fomentamos la inversión, sino que también el capital humano, siempre capacitarse es bueno. Así que este curso viene a complementar el trabajo que venimos haciendo hace años”.

A lo anterior se recalcó que los interesados en participar pueden postular hasta el viernes 24 de agosto, ingresando a www.becascapitalhumano.cl/region-beca/maule/. Además, sostuvo que se trata de “un cofinanciamiento del 90% por parte de Corfo y el 10% restante es requerido al alumno para que desarrolle la capacitación”.

Características de la beca

Este curso será de 70 horas presenciales, repartidas a lo largo de cuatro meses –entre septiembre y diciembre de 2018-, y los cupos son para 30 alumnos. Dichas capacitaciones serán realizadas por el Instituto de Innovación basada en Ciencias de la UTalca con la colaboración del CEAP.

Los interesados deben cumplir con algunos requisitos como ser chilenos o extranjeros con residencia definitiva; empresarios y trabajadores de firmas del sector agroindustrial de la Región del Maule que estén o hayan ocupado cargos en plantas agroindustriales, con preferencia en el sub sector de frutas y hortalizas; con al menos un año de experiencia, entre otras.

Entre las actividades se contemplan la revisión de diversos tópicos, además del desarrollo de actividades en terreno, como visitas a plantas procesadoras de alimentos, con tecnologías emergentes; y Plantas Pilotos y/o Centros tecnológicos en Chile, que menos cuenten con filtración por membrana; líneas de procesamiento tradicional de frutas y hortalizas; y procesos “emergentes”.

Con esta propuesta, se espera obtener diferentes beneficios, pero por sobre todo mejorar la competitividad de las empresas agroindustriales de la región del Maule, al contar con trabajadores capacitados, avanzando en el desarrollo de una nueva oferta de valor regional asociada a la agroindustria alimentaria saludable.