Adultos mayores capacitados por Laboratorio de Control Motor Humano realizan terapia de rehabilitación a sus propios pares



Adultos mayores capacitados por Laboratorio de Control Motor Humano realizan terapia de rehabilitación a sus propios pares

Como una futura fuente laboral y generando innovación social, este trabajo dio sus primeros pasos para lograr cambiar la calidad de vida de adultos mayores y expandir en Chile esta moderna terapia de rehabilitación cuyos ejercicios son a partir de videojuegos.

Dos adultos mayores y nuevos monitores, miembros del Club de Adulto Mayor Los Álamos de la ciudad de Talca, se encuentran realizando terapias de rehabilitación a integrantes de este club para disminuir las posibilidades de caída mejorando el equilibrio y el control postural.

La iniciativa realizada por el Laboratorio de Control Motor Humano de la Universidad de Talca, es parte del Proyecto FIC-R “Implementación de un programa de ejercicios vía telerehabilitación para parálisis cerebral y para adultos mayores” adjudicado por esta unidad y que pretende llegar a formar a varios monitores adultos mayores.

Scarlett Jiménez, kinesióloga del Laboratorio y del proyecto FIC detalló que “comenzamos hace 3 semanas con las sesiones donde la mayoría de los adultos mayores que han sido sometidos a las terapias han mostrado mejoras en su postura. Lo que hace esta terapia es generar estrategias ante desestabilizaciones del ambiente como una vereda en mal estado o piso resbaladizo, disminuyendo las posibilidades de caídas que pueden ser muy negativas”.

Las sesiones se realizan 3 veces a la semana en lapsos de tiempo entre 25 y 30 minutos y consisten en hacer juegos con interfaz simples de realidad virtual con Nintendo Wii y Balance Board, donde se someten a estos videojuegos y se ponen a prueba en diversos obstáculos.

Elisa Retamal Toledo, adulto mayor capacitada por los monitores contó que “me ha gustado mucho venir porque me ha servido. Estoy trabajando hace 3 semanas y a pesar de una dificultad que pasé por una fractura de mi pierna, estos ejercicios me han ayudado a recuperar movilidad y disminuir mis dolores de espalda y estar más relajada”.

“Me hicieron la invitación de la Universidad de Talca para evaluarme y ver cómo estaba en cuanto equilibrio. Al principio pensamos que era un juego, pero nos fuimos dando cuenta que nos ayudó mucho movernos sin caernos, ya que yo generalmente me apoyaba para bajar una escala o apoyarme y ahora no ya que si mantengo el equilibrio y la respiración me puedo mover mucho mejor”, relató Lucrecia Miguish capacitada y miembro de este club.

El protocolo se estudió durante 10 años y buscará a través de la rehabilitación remota lograr mejorar la calidad de vida en adultos mayores que en el Maule concentran la segunda tasa más alta del país, lo cual es un producto de este proyecto FIC.

Carlos Gavilán, adulto mayor de 65 años y monitor de la terapia de rehabilitación comentó que “se nos dio la oportunidad de ser monitores con otra compañera y al principio estábamos nerviosos pero asimilamos el beneficio para la gente adulta mayor que solemos perder el equilibrio por lo que ha sido muy bueno”.

Con la capacitación de esta terapia los monitores adultos mayores podrán obtener resultados similares a los de un kinesiólogo o un profesional de la salud, lo que permitirá seguir capacitándolos para en el futuro esta se convierta en una nueva fuente laboral para ellos.

Valeska Gatica, directora del Laboratorio de Control Motor Humano de la Universidad de Talca, valoró el inicio de las capacitaciones a dos adultos mayores. “Esta investigación llega a uno de sus puntos más altos en donde después de 10 años se ha transferido a adultos mayores, creando una forma de hacer terapia que es de fácil aplicación a otros adultos mayores. Desde el punto de vista técnico, la habilidad es muy similar a un profesional de la salud”.